1/1

Los Corredores Biológicos corresponden a áreas con alta diversidad de plantas y flores, capaces de atraer a los enemigos naturales que controlan plagas.

A través de la mantención de Corredores Biológicos, es posible conectar a los insectos benéficos de diferentes sectores del predio. En el diseño y establecimiento de Corredores Biológicos es fundamental considerar prioritariamente la utilización de especies nativas, con flores atractivas y con épocas de floración diferentes, de manera que éste pueda contar con flores durante todo el año.